Carta póstuma de Jorge Peña Hen en Feria del Libro de La Serena

9139

Con una lectura de la carta que escribió Jorge Peña Hen, a  su esposa, Nella Camarda y a sus hijos, María Fedora y Juan Cristián, la periodista  Myriam Carmen Pinto, rindió un emotivo homenaje a su memoria durante la presentación de su libro de la correspondencia de la dictadura “Amor Subversivo”, que tuvo lugar el sábado 10 de febrero en la XIII Feria del Libro de La Serena que organiza la Ilustre Municipalidad de la Serena.

Se trata de una carta  escrita entre los días 12 y 13 de septiembre de 1973 por el destacado músico, compositor, maestro y académico de la Universidad de Chile; un escrito en una hoja que lleva el membrete de la Universidad de Chile,  que quedó inconcluso luego que fuera tomado prisionero acusado de instructor de guerrilla  y de internar armas en los estuches de los violines de los niños a su regreso de una gira que realizó a Cuba con la orquesta y banda de niños y jóvenes en verano de 1973. El 16 de octubre de 1973 fue asesinado, junto a otros 14 prisioneros políticos por la comitiva de militares que integraron la denominada “Caravana de la Muerte”, a su paso por  La Serena.  Tenía 45 años.

En su intervención en la Feria del Libro de La Serena, la autora reveló que en el transcurso del proceso de edición de este libro,  sintió una sensación de que fue la propia carta del músico la que le solicitó  formar parte de  la colección. Al respecto explicó que cada vez que revisaba  sus archivos digitales,  le llamaba la atención  que dicho documento se asomara casi como una alerta automática cuando abría la carpeta del material archivado en su computador. “El sigue entre nosotros” – dijo-, adentrándose luego en un breve análisis de contenido de este valioso documento en el cual el músico aborda su presentimiento de la muerte que lo asecha, una muerte que nombra como  “muerte física”, su “fin material”, señalando que en caso de ser detenido, su escapatoria de ella sería sólo un milagro.

En la carta también señala que ha “tenido información del fusilamiento de algunos compañeros, que no han hecho en su vida otro daño que luchar por sus ideales”; aquellos que se encuentran “marcados y sentenciados por el delito de amar a la humanidad, al hombre histórico, a través de la construcción de un nuevo orden, de real libertad, igualdad y justicia social”.

Jorge Peña Hen, fue además un incansable gestor cultural. Fundó el Conservatorio Regional de Música, la Sociedad de Música de Cámara, el coro Juan Sebastián Bach, la primera Escuela Experimental de Música y la primera Orquesta Sinfónica de Niños de Iberoamérica. Estaba convencido que el arte debía ir aparejado al proceso educativo y que  a la pedagogía le correspondía entregar y desarrollarlo en todos los niveles para lograr un buen desarrollo comunicativo, sensibilidad  y reconocimiento de la belleza. Su falta fue pensar, trabajar y preocuparse de  los más postergados.

Muchos de sus pequeños músicos  integran hoy importantes orquestas dentro y fuera de Chile y varias de las 500 orquestas infantiles y juveniles que hoy se cuentan en Chile, llevan su nombre a su memoria. La Escuela Experimental de Música de la Serena y una calle llevan su nombre. Fue declarado en La Serena Hijo Ilustre y su obra ha sido reconocida a nivel nacional e internacional.

Las cartas, un lugar de memoria

En el marco de la convocatoria “Literatura es mujer. Ni una palabra menos”,  Myriam Carmen Pinto,  recopiladora de esta correspondencia, mayoritariamente  carcelaria y clandestina,  rindió de manera paralela un homenaje a las mujeres asesinadas, a las esposas, madres e hijas de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, a todas aquellas que distinguió – según dijo – Hijas de las Banderas, quienes siguen luchando por un Chile más justo e igualitario.

Finalmente mencionó que la muestra de 85 cartas reunidas en esta publicación aborda  también cartas escritas por familiares, abogados y dirigentes de organizaciones de derechos humanos, exiliados, relegados, entre otros, volviendo cada una de ellas en una suerte de lugar de memoria y en su conjunto una memoria del amor,  según menciona en el Prologo, Jorge Montealegre, poeta y periodista.

Con este libro  de Ediciones Radio Universidad de Chile, la autora se propuso como objetivo dar cuenta que hay pasados que no pasan y  que no quieren pasar por el esfuerzo contra el olvido, la necesidad de establecer verdad y justicia y por un Nunca Más.

GritoGrafías. 11 de febrero 2018.

Fotografías: Carta póstuma que llega a manos de la familia después del asesinato; Myriam Carmen Pinto, autora de la publicación junto a Silvia González Lorca, periodista Relaciones Públicas Consejo Regional de Coquimbo (ambas tituladas en la Universidad Católica del Norte.

Ver más en: Ediciones Radio Universidad de Chile

vídeo “El Valor de lo Epistolar en Dictadura” TVUplaValparaíso.

Compartir