Sin el viento a su favor. Cambio climático India – España

270

En India. “La isla donde vivía y no existe más”, dice Jyotsna Giri. Vivía en Lohachara, una isla vecina de otras tres que ya no existen. Las casas ya no están y perdimos.

Una noche regresaba con su hijo, pero no pudo trasladarse porque habían cancelado la salida del ferry. Había un problema con el motor.

Esa noche se quedó en casa de sus padres. Al día siguiente, muy temprano por la mañana, cuando se acercaba a la isla, vio que sus ovejas flotaban a la deriva de las aguas y los restos de su casa, también.  Su familia y sus vecinos eran trasladados a una colonia de refugiados.

En Islas Canarias. Las aguas tienen una temperatura más alta.

Carlos Suárez, es fotógrafo submarino. Publica foto- reportajes  en importantes  revistas, editoriales y agencias internacionales. También imparte cursos de fotografía y viaja continuamente a diferentes destinos de buceo en el mundo.

Reside en Lanzarote,  Islas Canarias.

Esta actividad le ha permitido observar y constatar las variaciones de la temperatura y sus consecuencias en el ecosistema marino.

En Canarias, el aumento de la temperatura está rovocando un clima inestable, lejos de la habitual bonanza de la que presumían las “Islas Afortunadas”. Esta inestabilidad tiene efectos visibles en los corales y bancos de peces pequeños. En las islas, antes de estos efectos y cambios climáticos, las temperaturas del agua  oscilaban entre los 18 grados en marzo, alcanzando la mínima temperatura del año. En septiembre asciende a los 23 grados en su punto más álgido. Había  un clima suave y sin cambios bruscos.

En España: “el mar necesita a la lluvia al igual que la tierra”

Josefa Fernández es mariscadora de la Cofradía de Lira, desde hace doce años. Dice que sus compañeras de trabajo, – las más veteranas, de unos sesenta años de edad  comentan que el mar necesita a la lluvia al igual que la tierra.

“Cuando hay un otoño muy lluvioso se beneficia la cría del mejillón en las rocas, pero cuando no llueve, estos no crecen y no se encuentran”.

Afirma que  ahora los otoños son muy secos, no crecen los mejillones, ni otros mariscos.

Antes, las barcas de pescadores quedaban amarradas en el puerto por un período de un mes debido a los temporales. En la actualidad, hay intensosdías de sol y el frío no es tan extremo.

Otro ejemplo de los efectos negativos por la ausencia de lluvias  es la muerte del alga

Nori es un tipo de alga que crece casi en la superficie. Cuando no llueve y el sol es muy intenso, éste la seca por completo.

En verano, las mujeres secaban algas que vendían a la industria farmacéutica. Recogían grandes cantidades que transportaban  en camiones. Esta actividad ya no les resulta rentable.

Adaptación textos Campaña Testigos del riesgo, WWF y Exposición fotográfica sobre efectos del cambio climático.

junio 2012

Compartir