Gatos en los techos de París.

156


Le Chat Noir” fue un cabaret que ha sido reconocido como un símbolo de la Belle Epoque Bohéme de París. La leyenda cuenta que su nombre proviene de un gato negro que llegó a su puerta un poco antes de que fuera inaugurado. Hasta entonces no tenía nombre alguno. Al verlo abandonado a su suerte, el dueño del cabaret lo adoptó  y dejó como mascota que fue muy querida por los artistas y poetas que leían allí sus obras. Tanto es así que decían que el gato les leía el alma, posibilitándoles que todo fuera posible. Por ello al paso de los años lo convirtieron en su fuente de inspiración. Desde entonces, muchos cafés, galerías de arte y tiendas llevan el nombre de Gato Negro, incluyendo obras de arte te, calendarios, souvenirs y gráfica publicitaria.

Textos y fotos Myriam Carmen Pinto en París, 2011. 
Compartir