Carta de un padre a su hijo prisionero político en cárcel de San Antonio

664

Cuando Jorge Hernández Canales, decidió escribir una carta a su hijo en su trabajo de Guardia, con ocasión de su cumpleaños el pasado 8 de agosto, no dimensionó y más aún ni siquiera imaginó que dicho documento pasaría a multiplicar por miles los saludos destinados a su hijo preso político de la revuelta social, quién se encuentra privado de libertad en la cárcel del puerto de San Antonio, tras ejercer su derecho a protesta por un Chile más justo e igualitario.

Su hijo, Jorge Hernández Urrea (29 años)  fue detenido el 4 de marzo, junto a otros tres jóvenes. Acusados de atacar el edificio del cuartel de la Policía de Investigaciones (PDI) de San Antonio,  fueron formalizados bajo delitos de la Ley de Seguridad Interior del Estado, estableciéndose un plazo de 90 días para investigar los hechos. Sin embargo, a prácticamente seis meses no ha habido ningún pronunciamiento y tampoco se ha dado a lugar la petición de conmutar la prisión preventiva por arresto domiciliario.  Al igual que los 2.500 jóvenes y niños prisioneros políticos de la revuelta social a partir del 18 de octubre de 2019 que permanecen en las cárceles, prácticamente cumplen una condena anticipada que no ha sido dictaminada por ningún tribunal.

Junto con contarle a su hijo el contenido de esta carta, el padre decidió enviar su texto vía  wasap a una de las dirigentes de la Coordinadora por la Libertad de los Prisioneros Políticos 18 de octubre, quién la publicó  en su página de Facebook. El resultado fue inmediato. En menos de 24 horas, un total de 2.925 personas se sumaban a los saludos cumpleañeros, destacando además 951 comentarios de tipo solidario, peticiones de libertad y por sobre todo el reconocimiento y agradecimiento a todos los jóvenes que como Jorge Hernández, están presos en las cárceles por su conciencia social, coraje y valentía; por salir a las calles a protestar y formar parte del movimiento por la Dignidad hasta que valga la pena vivir.

El padre está muy preocupado porque el caso se ha dilatado mucho.  Y no es para menos. Desde la fecha de su detención todo lo que hacía su hijo quedó  paralizado en el tiempo y detenido al igual que él. Trabajaba de cajero en una farmacia frente al hospital, se había inscrito para estudiar en la Universidad de Los Lagos y tenía todo preparado para instalarse con el emprendimiento de una cervecería artesanal. Había logrado un préstamo para conformar una microempresa; lo único que sigue su curso es  su pequeño hijito que crece día a día.

Tengo la impresión que esta emotiva carta llegó a miles  y miles de corazones porque Jorge Hernández, padre, escribe como si nos estuviese hablando y porque se desplaza desde la intimidad familiar “Querido Pirinolo”; una descripción  de realismo social “Debes y deben tus compañeros de encierro sufrir el hacinamiento, los chinches y el frío”, un descriptor de contexto literario “no se puede permitir que el pueblo abra sus ojos” y una opinión política- sobre la situación que vive nuestro país “no hay que bajar los brazos, no se ha ganado nada todavía”; sin duda alguna un ejercicio escritural de alcance inesperado respecto de su circunstancia familiar y registro histórico de la época . En 2015, su buena pluma literaria lo hizo merecedor del tercer lugar de un Concurso de Cuentos y Relatos convocado por la Agrupación Cultural de Las Cruces.

A continuación reproducimos  el texto completo y la fotografía donde se aprecia que la carta fue escrita  dos veces de su propio puño y letra:

“Hola hijo, hoy estás de cumpleaños y no te podré abrazar…la autoridad dice que eres un peligro para la sociedad, al igual que los casi 2.500 jóvenes encarcelados por manifestarse a favor de un Chile más justo, inclusivo y solidario.

Para el gobierno y sus lacayos este brote de conciencia, este despertar de un pueblo aletargado es un peligro, peligran sus intereses y privilegios; la élite está amenazada…no se puede permitir que el pueblo abra sus ojos: hay que cegarlos, engrillarlos, cortar sus alas y enjaularlos.

Y, a pesar de no estar condenado, no existe pandemia que permita que esperes bajo arresto domiciliario tu pena. Debes y deben tus compañeros de encierro sufrir el hacinamiento, los chinches y el frío…

Pues para el Estado y sus esbirros que aprobaron leyes que criminalizan el justo derecho a manifestarse y pensar distinto, es más peligroso un joven que arma una Barricada o quiebra el ventanal de una institución podrida y corrupta, que un agente del Estado que mata a un comunero mapuche o dejen ciego o sin un ojo a cientos de personas.
Hijo, a pesar de saber que no estás del todo bien, me tranquiliza tu entereza, que a pesar de haber perdido tu trabajo y libertad, el primer cumpleaños de tu hijo, entre muchas otras cosas tengas la fortaleza de decir: habrá otro trabajo y un mejor momento, no hay que bajar los brazos, no se ha ganado nada todavía…

Mi querido Pirinolo, espero tenerte pronto de vuelta en casa. Cuando Dios quiera o cuando los jueces entiendan que no pueden encarcelar tu conciencia, que la justicia debe ser para todos:  ricos y pobres para los del Apruebo y el rechazo, que pensar distinto o querer una mejor salud, educación y pensiones dignas no te convierte en un “enemigo poderoso” o terrorista…
Te quiero mucho Un muy feliz cumpleaños, un gran abrazo para ti y todos los encarcelados de la revuelta !!!
Tu Padre.
San Antonio , 08 de Agosto de 2020

Comentarios publicados en Facebook Coordinadora por la Libertad de los Prisioneros Políticos 18 de octubre.

GritoGrafías. Líneas de la Primera Línea/Correspondencia Revuelta Social en Chile/ Myriam Carmen Pinto/ agosto 2020

Compartir